Tannia y Jose Luis, Estudiando y trabajando en Tauranga

Tannia y Jose luís nos cuentan como es ir de Chile a Nueva Zelanda para estudiar y trabajar en Tauranga.

De Chile a Tauranga no solo hay muchas horas de viaje, también un cambio de vida radical y esta pareja chilena nos cuenta cómo ha sido, desde cambiar de país hasta adaptarse a un nuevo trabajo, ¡Toda una experiencia en pareja!

¡Hola, contadme un poco sobre vosotros!

¡Hola! Somos Jose y Tannia, una pareja de chilenos. Después de casarnos, a principios de este año, decidimos emprender este viaje a Nueva Zelanda

Yo soy dentista, Jose es ingeniero y renunciamos a nuestros trabajaos en Chile. Vivíamos en Santiago y llegamos a Tauranga a principios de agosto.

¿Por qué elegisteis la ciudad de Tauranga?

Elegimos la ciudad de Tauranga porque uno de mis mejores amigos vino, como hace 10 años, y nos dijo que era una tremenda ciudad para vivir esta experiencia de aprender inglés. Y no solo aprender inglés, sino tener una buena experiencia de vida con gente que te trata bien, que tiene una educación buena, que son muy cordiales… y creemos tajantemente que fue la mejor de las decisiones, porque nos permite no solo estudiar, sino también hacer deporte, conocer lugares cerca de aquí, estar en contacto con la naturaleza, la playa, las montañas, los ríos, las cascadas… 

Nosotros estábamos acostumbrados a vivir en la ciudad y esto de estar en contacto con el mar y con la naturaleza ha sido un a experiencia que recomendamos totalmente.

¿Cómo ha sido venir a Nueva Zelanda en pareja?

¿Cómo es la escuela en la que estudiáis inglés?

Cuando contactamos a Kiwihopp nos dieron varias opciones de escuela en Nueva Zelanda, la que nosotros teníamos era una escuela bastante pequeña.

Las clases son máximo de 12 personas, así que es como semipersonalizado. Es como volver al colegio, pero un colegio raro, porque uno puede tener compañeros de 15 años o de 65 años y creo que es una buena elección.

Hay profesores que están siempre a tu disposición y toda esta experiencia en la escuela depende de las ganas que le pongas. Si estas detrás de los profesores, les preguntas, te corrigen, etc., siempre están dispuestos a ayudarte, por lo que si tú haces lo mínimo, consigues lo mínimo, pero si haces todo lo que puedes sacarás lo máximo de esta experiencia.

Las primeras semanas es difícil, es un proceso de adaptación que cuesta, uno se tiende a frustrar. Te hacen una prueba de evaluación y yo quedé en lo mínimo, estudié inglés 20 años de mi vida y uno se frustra, pero dice bueno ya, hay que avanzar.

Hay que tratar de hablar español lo menos posible, lo cual es difícil si uno viene en pareja, pero ha sido una tremenda decisión haber venido a esta escuela.

Lo bueno también de la escuela es que, de acuerdo a tu nivel inicial, entras por niveles, pero puedes moverte en estos niveles de acuerdo a tus avances, ósea que si avanzas más rápido puedes subir de nivel e ir estudiando más, lo que te entusiasma más, y vas aprendiendo cada vez más. Los profesores son excelentes.

Igual al principio cuesta un poco porque tienes que aprender a comunicarte y a expresarte bien, porque tus compañeros son de muchos países. Tenemos compañeros asiáticos, de Arabia Saudí, España, Suiza, Alemania, Nueva Caledonia, Tahiti… Entonces hacer amigos en inglés es difícil. Después cuando comienzas a relajarte y a hacer bromas lo pasas super bien y te ríes, y en el fondo es impagable.

¿Quieres venir a estudiar y a trabajar a Tauranga?

Escríbenos y te mandamos todos los detalles

¿Os costó encontrar trabajo en Tauranga?

Yo encontré un trabajo aproximadamente al mes de llegar. Hay que poner en contexto que uno en el país de origen puede ser distintos tipos de profesional, pero cuando uno llega a otro país parte de cero o negativo, así que hay que saber que aquí no vas encontrar inicialmente un trabajo como ingeniero o abogado, uno va a conseguir trabajos que aquí necesiten de forma inmediata, esos trabajos dependen de lo que uno decide.

Aquí en Tauranga lo bueno es que es una zona agrícola y hay muchos trabajos relacionados con el kiwi, la fruta que más se exporta. De ahí, uno puede tener trabajo de poda, de cosecha, de packing. Son trabajos que son duros pero son de muy buena paga.

Uno puede trabajar o tener visa de estudiante, a nosotros nos permiten trabajar 20 horas a la semana y cobramos el salario mínimo en relación a esas horas, lo cual nos da para mantenernos cada semana, porque aquí se cobra y se paga todo por semana. Es una experiencia buena que te permite costearte tu vida aquí.

Trabajar y estudiar no es fácil porque claramente el principal propósito es aprender inglés, pero uno necesita trabajar para costearse la vida aquí, por eso son trabajos relacionados con el agro, con los restaurantes, con hostelería, de limpieza… Son los trabajos a los que puedes optar inicialmente.

Yo he hablado con gente que tal vez son profesionales en sus países de origen y que quieren trabajar aquí de lo que estudiaron, por lo que se demora su tiempo porque hay que convalidar su carrera etc., pero existe la opción, solo que no es algo tan rápido. Pero sí, es una buena opción trabajar, la paga es buena y correspondiente a lo que uno podría gastar aquí en Nueva Zelanda.

¿Qué es lo que no os ha gustado de Nueva Zelanda?

Lo que no nos ha gustado de Nueva Zelanda creo que en verdad son muy pocas cosas. Inicialmente considerábamos que los kiwis hablaban muy rápido el inglés y era difícil percibir si era inglés u otra lengua, pero con el tiempo uno va entendiendo cada vez más.

Otra cosa es la renta, el alquiler aquí es caro y se paga semanalmente, así que hay que tenerlo en cuenta.

El tema del transporte público también, aquí todos tienen coche y si quieres moverte en transporte público tienes que adaptarte a los tiempos.

Yo creo que el transporte público aquí es bueno pero es poco constante, escaso y caro. Pero aquí los coches de segunda mano son bastantes asequibles y también tener coche te da distintas opciones de conocer mil lugares cerca de aquí, es lo bueno de estar en Nueva Zelanda, que hay miles de parques naturales, cascadas, lagos y no se paga el parking.

Hay muy pocos sitios de peaje, es un país muy amigable para la persona que conduce, solamente tienes que aprender a conducir por el otro lado…y los caminos son con muchas curvas. Es un poco cansado pero uno llega a lugares donde uno no se imagina.

Hay lugares a 20 minutos de donde vivimos que parece que estas en la Patagonia, en la selva…etc. 

Una cosa que no nos gustó de Nueva Zelanda es que las aguas son un poco heladas, pero yo nunca he sido muy bueno en bañarme en el mar, así que no hay problema. Las aguas son muy turquesas pero muy frías.

¿Cómo es vuestro día a día en Tauranga?

Entramos a la escuela a las 9. Estamos hasta las 3 de la tarde, que ya es tarde para los kiwis, pero para nosotros es tener toda la tarde libre.

Estudiamos un poco, tomamos un helado, puedes salir a la calle principal que esta llena de restaurantes para probar, tienes el monte que es precioso para salir a correr, a caminar, la playa, que es impresionante… Tienes millones de cosas que hacer si tienes las tardes libres y los fines de semana tratamos de hacer siempre un paseo para conocer los alrededores.

Es bueno organizar estos paseos porque hay muchas opciones para conocer sitios. Esto de vivir en Tauranga te permite tener todo muy cerca, es la diferencia de donde nosotros vivíamos en Chile, y aquí uno camina y puede ir a tomarse un café, un helado, nosotros vivimos cerca del monte, ir a caminar…

Salir temprano de clase da muchas oportunidades para poder estudiar temprano. Y poder terminar a las 6 de la tarde de estudiar y poder hacer otras actividades, y si a ti te gusta en el fondo surfear o hacer ejercicio es el lugar ideal, tienes muchas actividades para hacer cada día.

¿Qué diferencias habéis encontrado a la hora de vivir en Nueva Zelanda?

¿Qué consejo dais a la gente que está pensando en venir a Nueva Zelanda?

Lo que nosotros recomendaríamos a la gente que quiera vivir esta experiencia es que se atrevan a dar este paso y que se sientan afortunados de poder vivirla, porque somos pocos los que podemos darnos este gusto y poder vivir esto a fondo y sacar aprendizaje.

¿Cómo ha sido vuestra experiencia con Kiwihopp?

Nuestra experiencia con Kiwihopp ha sido super buena.

Nosotros decidimos estudiar en Nueva Zelanda porque teníamos amigos y familia que habían venido antes y dijeron que era el país ideal para hacer lo que nosotros queríamos hacer, en cuanto contactamos con Fernanda en Chile fue todo muy fluido, puedes hacer las preguntas que quieras, la información es super exacta sobre las escuelas, las ciudades, de todos lo que necesitas para tomar la decisión.

Hay que ser sincero, al principio Tannia me habló de esta agencia y yo como buen chileno pregunté cuánto cobraban, cuánto salía la escuela contratándola directo, y ella me dijo que lo mismo, y yo pensaba no puede ser, ¿por qué?.

Allí nos explicaron como era el proceso de las agencias que trabajaban con la escuela y yo creo que para tomar una decisión tan difícil uno tiene que estar asesorado por gente que conoce la escuela y que vive en ese país.

Desde el minuto 0 que contactamos con la persona de Kiwihopp Chile y tuvimos una videoconferencia, ella se abrió y tuvimos una conversación de 2 horas con muchas dudas, y es muy importante que cuando uno llega al destino te reciban y te puedan ayudar un poco a hacer los trámites que son necesarios para una estancia, como la cuenta del banco, los temas que te piden en la visa, para poder trabajar…

Ellos te acompañan en todo el proceso, desde que tomas la decisión y también cuándo empiezas con el proceso de la visa, que en verdad si uno no sabe puede ser super difícil de conseguir, los papeles que necesitas… En resumen, hay muy buena disposición en el momento que tu necesites algo, para ayudarte y aconsejarte.

Al llegar nos recibió Coni en Tauranga y muy buena onda. Así que bien, ahora uno entiende que fue una muy buena decisión y no tengáis duda de hacerlo.

5/5 (2 Reviews)

Deja un comentario